arrepentimiento de los padres

A menudo se dice que no hay mayor alegría que ser madre. Dar nueva vida al mundo es algo asombroso y nada se compara con la experiencia de criar a un niño. Sin embargo, como suele ser el caso en la vida, las experiencias más satisfactorias también pueden encontrarse entre las más difíciles de conseguir. Tener un hijo no es tarea fácil. Si está luchando con sentimientos encontrados y se pregunta cómo sería la vida si no hubiera tenido hijos, no está solo. El arrepentimiento de los padres es muy real y no significa que usted sea un mal padre.

Es importante reconocer y abordar los sentimientos de arrepentimiento por la paternidad. Esto es lo que necesita saber sobre el arrepentimiento de los padres y cómo lidiar con él.

¿Qué es el arrepentimiento de los padres?

En culturas de todo el mundo, la paternidad es sacrosanta; muchos incluso la ven como el propósito principal de la vida. Para otros, sin embargo, convertirse en padres es más una expectativa que una ambición. Es difícil entender lo que es ser padre hasta que lo hace, y no es vergonzoso encontrar el trabajo un poco más difícil de lo que espera.

Según una encuesta de Gallup de 2018, el 8% de los padres en los Estados Unidos dijeron que si pudieran hacer cosas para ganarse la vida, elegirían no tener hijos. Hablar de un tema como el arrepentimiento de los padres a menudo parece un tabú, pero hay grupos en las redes sociales donde los padres comparten sus experiencias de forma anónima en un espacio seguro. Puede ser difícil reconocer o comprender cómo se siente, pero pedir ayuda a su pareja oa un profesional externo puede ayudar.

Causas comunes de arrepentimiento de los padres

No se puede negar la dificultad de ser padre y todos tienen sus propias razones para lamentar a sus padres. Para muchos padres, sin embargo, se trata más de lamentar las circunstancias asociadas con el nacimiento de los hijos que de lamentar a los propios hijos.

He aquí algunos ejemplos:

  • Calendario – Interrupciones en la carrera, estudios o situación económica.
  • Sacrificio – Pérdida de tiempo, dinero u oportunidades; reducción del sueño o intimidad con su pareja; tiene menos tiempo para viajar o dedicarse a sus pasatiempos.
  • Temer – La sensación de que el mundo exterior no es seguro para los niños.
  • Detalles – Tener hijos con la pareja equivocada o tener demasiados / pocos hijos.

En otros casos, el arrepentimiento está relacionado con factores que dificultan la crianza de los hijos más de lo esperado. Esto puede incluir tener hijos con una enfermedad o discapacidad o experimentar un deterioro en su propia salud mental relacionado con las dificultades de la paternidad. Los sentimientos de arrepentimiento de los padres pueden desencadenarse o empeorar por afecciones como la depresión posparto. Algunas personas descubren que simplemente no les gusta ser padres y otras nunca han elegido la paternidad; sucedió por accidente.

Consejos para lidiar con el arrepentimiento de los padres

Tratar de negar sus sentimientos de arrepentimiento puede evitar que aprenda a lidiar con ellos y puede evitar que experimente las alegrías de la paternidad. No existe una regla que diga que debes aprovechar al máximo cada minuto de ser mamá o papá, pero no deberías tener que vivir tu vida sintiéndote miserable o insatisfecho. Hay formas de lidiar con el arrepentimiento de los padres.

Aquí hay algunas ideas para comenzar:

  • Encuentre un espacio seguro para compartir sus sentimientos, incluso si solo se siente cómodo haciéndolo de forma anónima.
  • Hable con un profesional de inmediato si cree que está dañando a su bebé. Utilice la Línea de ayuda nacional de SAMHSA, 1-800-662-HELP (4357) para obtener asistencia inmediata.
  • Considere opciones de tratamiento como terapia virtual o psiquiatría en línea para obtener la ayuda que necesita.
  • Empiece un diario para expresar sus sentimientos con palabras para que pueda comprenderlos mejor.
  • Habla con tu pareja o, si no estás preparado, con un amigo o familiar de confianza.

Otras perspectivas

Es natural preguntarse por los caminos que no tomó y cómo su vida podría haber sido diferente si no hubiera tenido hijos. Es útil recordar que los escenarios alternativos para tu vida también tienen pros y contras y es imposible saber si estos diferentes caminos serían más o menos satisfactorios que tu experiencia actual.

También puede resultarle útil recordar que la paternidad, al igual que la relación con su pareja, tiene sus altibajos. Lo que hoy puede parecer un error puede parecer el mejor regalo de su vida el próximo año o dentro de diez años.

No existe una receta para un padre perfecto: todos los padres son humanos. Arrepentirse o no estar preparado para la paternidad es común, pero no tiene por qué ser permanente. Comparta sus sentimientos con alguien en quien confíe y sepa que no está solo. Con el momento adecuado y el apoyo adecuado, puede aprender a ser el mejor padre que puede ser en sus propios términos.